Alimentos para encías y dientes súper fuertes

Mantener las encías y los dientes sanos requiere ciertos cuidados diarios que nos permitirán sostener en el tiempo una sonrisa saludable y bonita. También, es importante llevar a cabo una agenda anual de visitas al dentista, al menos dos veces por año, para control, limpieza y llevar adelante cualquier indicación que el profesional aconseje.

En esta combinación de rutinas y cuidados, hay un punto fundamental a tener siempre en cuenta y que nos ayudará a mantener las encías y los dientes saludables, además de fortalecerlos. Nos referimos a los alimentos.

La química interna del cuerpo humano, que usa al alimento como combustible y sostén de las funciones orgánicas, nos da un reflejo constante de los beneficios o daños que la ingesta de comida diaria que hacemos genera en el organismo.

No solo la piel, el cerebro, el estado de ánimo se ven afectados por una mala alimentación, sino también la salud bucal. Sin embargo, existen también alimentos que no solo evitan daños, sino que además, ayudan a mejorar la salud de nuestra boca.

Como principal aliado de la fortaleza dental y salud de las encías, tenemos al calcio. La ingesta de lácteos como yogures fortificados con calcio, así como la leche hacen grandes aportes de este elemento aliado en la formación y fortificación de los huesos. Además, entre los alimentos que pueden auydarnos en la ingesta de calcio se encuentrasn las verduras de color verde oscuro y los cereales.

En cuanto a las vitaminas, hay varias que son importantísimas a la hora de mantener una boca saludable y fuerte. Para que sea más sencillas recordarlas, tengamos en cuenta el abecedario, pues las Vitaminas A, B, C y D son aquellas que aportaran grandes beneficios a dientes y encías.

La Vitamina A es responsable no solo de la formación de los huesos, sino que tiene efectos antioxidantes. Es siempre importante tener esta vitamina en su dosis justa, porque de no consumirla, nuestro cuerpo lo percibirá y traerá consecuencias adversas como caries o infecciones. Los alimentos que la contienen son las espinacas, el hígado, la zanahoria, el melón, la mantequilla, el atún, entre otros.

En cuanto a la Vitamina B es muy importante ingerirla, ya que una deficiencia en las cantidades que el cuerpo recibe, generan problemas para tragar, ardor en la zona lingual, fisuras en los labios, entre otras molestias importantes. Los alimentos que la contienen son los pescados tales como atún, caballa y el salmón. También en los huevos encontramos una importante fuente de Vitamina B, como así también en yogures y quesos.

La muy conocida y renombrada Vitamina C, que todos conoceos por sus grandes aportes para evitarnos resfríos y mantenernos fuertes en épocas de invierno, es también una aliada importante de la salud de nuestros dientes, pero sobre todo, en nuestras encías. Esta vitamina es la encargada de mantener todos los tejidos en estado saludable, por eso un déficit de su consumo puede traer problemas con las encías. Los alimentos que la contienen son las frutas cítricas como la naranja y el limón, o también frutos rojos tales como las cerezas o fresas. También las coles, las hortalizas verdes oscuro y los tomates son fundamentales en el aporte de Vitamina C.

Finalmente, nos ocuparemos de la Vitamina D, la cual permite la absorción del fósforo y el calcio, sin ella, estos elementos tan importantes para nuestra salud, y por más que hagamos consumo de ellos, no son percibidos por nuestro organismo.

Si bien hay alimentos que la contienen, el principal generador de esta vitamina es el sol. Exponernos al menos 15 minutos al día (sin bloqueador) y en un horario que el sol no sea demasiado fuerte, nos será suficiente para generar Vitamina D. En cuanto a los alimentos que nos aportan esta vitamina son el atún, el salmón, el hígado vacuno y los huevos nos generan aportes importantes.

Las variedades disponible de alimentos que podemos combinar para tener una alimentación sana nos permitirá incorporar todos aquellos elementos y vitaminas necesarios sin caer en una dieta sin gracia y aburrida.

No solo estaremos contribuyendo a nuestra salud bucal sino también a un bienestar general al incorporar algunos de los alimentos recomendados.

Es importante tener en cuenta que los cambios de hábitos, y la incorporación de nuevas rutinas alimentarias deben estar acompañadas si o si por el control de nuestro médico. Y esto, por supuesto, debe también ser complementado con la limpieza diaria de los dientes y encías, y las visitas correspondientes al odontólogo.

You must be logged in to post a comment.