Causas y consecuencias del bruxismo

Si sientes molestias en tu mandíbula al despertar, o notas tus dientes desgastados o tienes dolores de cabeza, podrías estar sufriendo bruxismo, que es el rechinar de dientes inconsciente que por lo general sucede por las noches mientras dormimos.
El bruxismo o rechinar de dientes tiene como causa más frecuente el estrés, el cuál puede estar dado de manera temporal (por alguna situación concreta que nos genere ansiedad) o bien puede ser algo sostenido en el tiempo.
Detectar el bruxismo no siempre es sencillo o se hace visible al principio de esta acción espontánea e inconsciente. Por lo tanto, estar atentos a cualquier dolor o molestia en musculatura que conforma nuestra mandíbula puede ayudar a detectar el rechinar de dientes.
También, en las consultas odontológicas, el dentista sabrá detectar, por medio de una serie de estudios, si está ante la presencia de un paciente que sufre esta dolencia.
Si bien el bruxismo es algo que lo ha vivido la mayoría de las personas, esto no debe ser un dato que le reste importancia. Si bien es algo que detectado a tiempo puede ser tratado o controlado, de permanecer en el tiempo y no darle la importancia que merece, las consecuencias pueden ser realmente graves para la salud dental y de las encías.
Las causas, al estar relacionadas con el estrés, no pueden ser tratadas desde el consultorio del odontólogo; sin embargo, el dentista sí podrá acudir a métodos para controlar que esta acción de apretar los dientes sin darnos cuenta, no siga modificando ni desgastando las piezas dentales.
Por lo general, el profesional que se encarga de cuidar nuestra salud bucal, nos dará una férula de descarga, que será diseñada acorde a la posición de los dientes del paciente. Y en caso que el bruxismo ya haya ocasionado daños, el dentista solucionará los mismos para luego llevar a cabo el tratamiento, el cuál es importante cumplirlo al pie de la letra.
Las consecuencias del rechinar de dientes o bruxismo son varios, entre ellos, desgaste y fracturas dentales, dolores en la zona muscular de la mandíbula, tensión muscular que se convierte en dolor de cabeza, y también puede afectar a la salud normal de las encías. Todo esto, puede traer consecuencias tan graves, como la pérdida de piezas dentales.
También esta afección puede darse en los niños, y es importante tenerlo en cuenta, ya que podrá influir en el correcto crecimiento y posición de las piezas dentales.
Ante pequeños cambios o molestias, no es descabellado consultar al odontólogo de confianza. Por el contrario, es el accionar correcto que permitirá tomar medidas inmediatas y evitar consecuencias indeseadas.

You must be logged in to post a comment.