Conoce la ortodoncia más invisible del mercado

Cuando la dentadura da muestras de imperfecciones o la mordida no es la adecuada coinciden dos situaciones que son poco agradables, la estética de la sonrisa y, lo más importante, la salud dental. El tener una mordida desalineada puede traer complicaciones en encías y en otros dientes.
Si bien lo primero que debe hacerse es encontrar la causa que está provocando este movimiento en la dentadura y que provoca esta desalineación, y luego actuar sobre la causa, inmediatamente que esto ha sido detectado y solucionado, se debe entrar en la etapa de corregir la posición de las piezas dentales.
Como bien es conocido, el método más común para lograr esto es la ortodoncia. Cada paciente representará un caso distinto, según la complejidad de la corrección que deba hacerse e incluso del cumplimiento con todas las indicaciones que le hiciera el dentista luego de colocada la ortodoncia.
Este método, que resulta sumamente efectivo, preocupa a muchos pacientes por cuestiones de la incomodidad que causa el uso de los brackets, ya que resultan lo consideran poco estéticos. A este problema, ya han surgido soluciones y opciones para aquellas personas que desean arreglar su dentadura pero no quieren, durante el proceso que requiere el tratamiento, llevar una sonrisa con brackets visibles.
La respuesta a esta inquietud viene de la mano de dos tipos de ortodoncia que son las llamadas “ortodoncias invisibles”. Una de ellas se presenta en forma de férula, que se hace a medida de la dentadura, y se va reacomodando cada pocas semanas hasta conseguir el resultado buscado. Si bien esta férula es sumamente efectiva tanto en su función como en la estética, no es cien por ciento invisible como la segunda opción que se nos presenta, que es la ortodoncia lingual.
Para entender a qué nos referimos con “ortodoncia lingual” solo basta con hacernos una imagen de los brackets que siempre se han aplicado, pero esta vez, colocados en la parte interna de la boca, o sea, en la parte no visible de los dientes.
Los brackets linguales tienen muchas ventajas. Su efectividad es una de ellas, el resultado está asegurado. También la efectividad en lograr una ortodoncia invisible la posiciona como la ortodoncia más apta para cumplir con este objetivo.
Pero también tiene sus puntos débiles y es necesario que el paciente los tenga en cuenta antes de acceder a la colocación de las mismas. El costo de este tipo de ortodoncia es más caro, ya que requiere una técnica más pormenorizada para su correcta colocación. También, se deberá emplear mayor dedicación y cuidado al momento de higienizarlas, y además podríamos notar que al estar muy cerca de la lengua, podría tener cierta incidencia en la pronunciación de algunas palabras.
En cuanto a los puntos positivos y menos positivos, es necesario comprender, que todo tipo de ortodoncia tendrá sus ventajas y desventajas, pero todas ellas son sorteables y valen la pena, ya que en poco tiempo, se podrá conseguir una sonrisa súper bella y saludable.

You must be logged in to post a comment.