Todo Lo Que Debería Saber Antes De Poner Frenos

Teenage Girl Smiling with dental braces

Si sus dientes están un poco torcidos o su mordida debería ajustarse un poco a su cavidad bucal, ha llegado el tiempo para poner frenillos.  Estas pequeñas piezas de diferentes metales, que se ponen en la superficie dental, hoy en día han llegado a ser indispensables si uno opta por tener una sonrisa perfecta, proporcionándole un tratamiento ortodóntico sano y seguro. En la mayoría de los casos se suelen colocar durante la infancia, entre 10 y 12 años y de esa manera previenen algunos problemas posteriores que pueden ser causados por malposiciones dentales. La presión que se realiza en los dientes mediante arcos tiene los resultados casi inmediatos, lo que en gran medida nos facilita el seguimiento del progreso del tratamiento.

Ya sea para usted, o para su niño, si planea poner estos aparatos fijos en el futuro, le presentamos algunas pautas básicas que debe saber antes de adquirir los frenillos.

Colocación de brackets

Los brackets se colocan en su cavidad bucal durante una cita regular con su dentista; el proceso dura aproximadamente 30 minutos y no supone aplicación de ningún tipo de anestésico, ya que se trata de un procedimiento bastante común, no invasivo. El proceso consiste en colocar los brackets en la superficie dental, tanto en la parte visible, como en la parte invisible del diente, utilizando dos procedimientos diferentes:

  • cementado directo – cuando las piezas del aparato se ponen por separado, es decir, una por una; y,
  • cementado indirecto – que supone la colocación del aparato hecho a medida del paciente, esto es, según las necesidades y proporciones de su cavidad bucal.

El proceso no es doloroso, aunque después de colocarlos, pueden aparecer algunas molestias leves, hasta que usted no se acostumbre de su presencia en su cavidad bucal. Si experiencia este tipo de dolores, es importante saber que puede aliviar dolor con el uso de analgésicos que se pueden encontrar en venta libre o con una receta casera, como por ejemplo chuparse los cubitos de hielo varias veces al día.

Una vez puestos, el paciente debería hacer consultas regulares con su dentista cada 4-6 semanas, para que el odontólogo pueda comprobar si el tratamiento se desarrolla de una manera adecuada, hacer reparaciones o ajustes del aparato, etc.

Algunos consejos prácticos sobre frenos dentales

Además de ser útil para su apariencia física, los frenos dentales también ayudan a corregir los problemas de alineación de los dientes, mordida y mandíbula y, en última instancia, mejorar la salud oral. Sin embargo, antes de acudir finalmente al proceso de su implementación, su dentista a lo mejor tendrá que sacarle las muelas de juicio, para que no interfieran con el tratamiento de ortodoncia y revisar el resto de sus dientes, para evitar posibles inconvenientes, debido al caries, enfermedades de las encías y otros…

Al poner los frenillos, tenga en cuenta que usted tendrá que ajustar un poco su alimentación. Esto supone la eliminación de ciertos alimentos gomosos o pegajosos, como, por ejemplo, caramelos, bombones, chicles, carne seca, o alguna fruta que debe ser mordida; en vez de esto trate de cortar la fruta en trozos pequeños, hacer un zumo o smoothies para evitar inconvenientes que surgen al masticar o morder este tipo de comida.

Asimismo, el cepillado de dientes en estos momentos es una de las cosas más importantes, debido a la presencia de los frenos, que pueden dificultar este proceso, por su ubicación en la superficie dental y el hecho de que la comida fácilmente se puede atascar entre los aparatos y provocar la apariencia de caries o de mal aliento. Por eso, es importante que cepille sus dientes varias veces al día, por encima y por debajo del cable del freno y alcanzar todos los dientes anteriores y posteriores.

Al lado de estos esfuerzos adicionales, usted o su hijo podrá llevar un estilo de vida perfectamente normal y después de aproximadamente 12-18 meses usted podrá quitar los brackets y disfrutar de su sonrisa perfecta.

Perfect Smile Braces

Mientras tanto…

Los expertos de Doral se harán cargo de que los frenillos caben perfectamente en su cavidad bucal, le explicarán qué puede esperar antes, durante o después del procedimiento y con sus consejos profesionales verá que rápido se pasará el tiempo. Y después de quitarlos, le animamos que se tome un selfie y muestre a todo el mundo su sonrisa perfecta. ¡Le esperamos en Doral!

, ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *