Todo Lo Que Debería Saber Sobre El Absceso Dental

Todo Lo Que Debería Saber Sobre El Absceso Dental

Un absceso dental representa la infección bacteriana que surge en la parte superior del diente, es decir, cerca de la raíz y la mandíbula. Podríamos decir que se parece a un bulto rojizo, donde se acumula el pus, debido a la inflamación en la parte interna del diente.

La enfermedad normalmente aparece como consecuencia de grietas o rajaduras en dientes que no se curan a tiempo, por lo cual las bacterias se dirigen al interior de nuestros dientes y permanecen allí hasta su descomposición o muerte. Esto se debe a las sustancias tóxicas que se encuentran dentro del absceso, que, a través del conducto radicular se extienden por el diente, e incluso pueden infectar el hueso de la mandíbula.

Si no se cura a tiempo, puede causar problemas muy graves, ya que cabe el riesgo de convertirse en una amenaza letal para nuestra salud y vida. Sin embargo, es posible prevenirlo con un cuidado dental adecuado, una alimentación sana y chequeos periódicos. En caso de el absceso ocurra, es posible curarlo con el drenaje del diente infectado, esto es, la eliminación del proceso inflamatorio.

¿Qué le puede traer pus en diente?

Cuando un diente está infectado por un absceso uno de los primeros síntomas que aparecen es un dolor palpitante y persistente, a la hora de utilizar el diente enfermo, a la hora de comer, masticar, morder o tocarlo. Junto con el dolor normalmente aparece una hinchazón en la boca, la cara o en las glándulas.

Es importante mencionar el hecho de que un absceso que no se trata en un plazo de tiempo adecuado, existe el riesgo de la infección del aparato circulatorio y el envenenamiento de la sangre. Asimismo, puede surgir como consecuencia de un diente roto, que con el tiempo se muere y causa un absceso en dientes próximos.

Otros síntomas de la enfermedad incluyen:

  • sensibilidad a cambios cálidos y fríos
  • temperatura corporal elevada
  • mal aliento y un sabor desagradable en la boca

mal aliento

En cuanto a la aparición de la enfermedad, como ya hemos dicho, esta se debe a la entrada de las bacterias en el diente, lo que representa un resultado final de la influencia de caries, que descompone diente y destruye, no solamente el diente, sino también su raíz, encías y hueso mandibular y otras partes del cuerpo.

Claro, la higiene dental inadecuada también se encuentra en la lista de los “culpables” responsables de su aparición. Si los dientes no se tratan de una manera apropiada y las bacterias no se eliminan, se desarrollarán unas condiciones muy favorables para su aparición.

El tratamiento médico se realiza por su dentista que va tratar su diente correctamente y a través del drenaje eliminará la infección. El tratamiento puede suponer el uso de los antibióticos, con el objetivo de prevenir que la infección se extienda y por supuesto, curar el diente con otros procedimientos dentales que se emplean de acuerdo con el caso particular.

Además de eso, puede ocurrir que el absceso se rasgue por sí mismo y alivie la presión y el dolor. Cabe mencionar que en algunos casos es necesario extraer el diente, pero eso en general ocurre cuando uno no acude a su dentista al principio de su desarrollo.

El dolor se puede aliviar con el uso de diferentes remedios naturales, como, por ejemplo:

  • enjuagar la boca con el agua salada o con tés de manzanilla, salvia, menta
  • el uso de analgésicos
  • aplicación del hielo en el lugar doloroso
  • aplicación de aceites de coco, mirto, orégano, etc.

Curar diente con absceso

A pesar de todos los remedios caseros indicados, la mejor solución definitivamente es visitar a su médico, para evitar las complicaciones adicionales con respecto a su salud general.

La clave de prevenir la aparición del absceso es imprescindible hacer chequeos periódicos, cepillar los dientes al menos dos veces al día con una pasta de dientes que contiene el fluoruro, evitar los alimentos que no contienen azúcar y limpiar áreas interdentales con un hilo dental.

¿Todavía no ha visitado a su dentista? – No pasa nada, aquí estamos – (305) – 677-0338.

, ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *