Ventajas y Desventajas del Cepillo Eléctrico

cepillos_de_dientes_electricos

El cepillo de dientes manual es el más elegido y el más usado. También es el que más variedades presenta en diseño, colores, formas y grado de dureza de las cerdas que componen el cepillo.
Sin embargo, el cepillo de dientes eléctrico tiene cada vez más aceptación, y también desde las compañís que los elaboran se han visto grandes avances que ayudan que así sea.
Hay motivos y ventajas reales que hacen de los cepillo eléctricos un artefacto muy atractivo para quienes buscan comodidad y eficiencia a la hora de mantener la higiene y la salud de la boca y los dientes intacta.
Frente al cepillo manual, se ha comprobado que el cepillo eléctrico es más eficiente en la eliminación de placa bacteriana y prevención del sarro. Esto tiene que ver con el sistema automático de limpieza y que no requiere que el usuario ejerza fuerza o presión para poder eliminar los elementos indeseados de la boca.
El sistema de giro que tienen los cabezales de los cepillos eléctricos, su forma alargada y más fina en la parte posterior, permite llegar a una proporción mucho más grande de la boca, a lugares de difícil acceso con un cepillo manual, y también a velocidad con la que se establece el cepillado, permite remover de manera más rápida los restos de comida que están en la boca.
A estas notabes características que permiten al usuario lograr un mejor cepillado con menos esfuerzo, se deben sumar los detalles que la tecnología permite ir incorporando. Hay algunos cepillos eléctricos que presentan censores que nos permiten darnos cuenta cuando la presión ejercida sobre el diente es excesiva. También, algunas marcas presentan cepillos que se conectan a una aplicación que puede ser bajada a nuestro teléfono, y mientras se está llevando a cabo el cepillado, en la aplicación se puede ir observando un mapeo de toda la boca y los lugares que ya fueron higienizados y cuáles no, permitiéndo así un cepillado del cien por ciento de la boca.
Si bien todo suena muy atractivo, y todo pareciera ser perfecto con los cepillos eléctricos, vale tener en cuenta que tienen sus desventajas o hay situaciones en la que es preferible acudir al cepillo manual.
El tamaño de los cepillos eléctricos los hacen menos cómodos, sobre todo para personas que viajan, ya que además hay que llevar las baterías para recargarlo. El solo hecho de que nuestra limpieza dental dependa de un artefacto que queda sin carga puede ser un gran problema para aquellas personas olvidadizas.
En cuánto a los costos, el precio de los cepillos eléctricos es mucho más elevados que los manuales. Si bien la compra se realiza solo una vez y luego solo se reemplazan los cabezales, estos tambien superan el precio de un cepillo normal estándar.
En el caso de personas con ortodoncia o recién operadas, es siempre recomendable evitar los cepillos eléctricos, ya que se necesitan cepillos muy suaves que solo en el mercado de los manuales podemos encontrar por el momento. También, la potencia de limpieza del eléctrico, puede hacer saltar alguna pieza de la ortodoncia.
Si bien, se ha comprobado que el cepillo eléctrico es más efectivo a la hora de la limpieza, el cepillo manual es igualmente efectivo si se dedica el tiempo necesario a la limpieza y se usa una técnica de cepillado que permita limpiar la boca por completo. La rutina debe respetarse con cualquier cepillo que usemos, y el reemplazo de los mismos debe hacerse vada tres meses o antes, si notamos que las cerdas están desgastadas y abiertas.
Hay que tener en cuenta que frente a las ventajas que el cepillo eléctrico ofrece, no se debe olvidar que ese cepillado resulta insuficiente si no se complementa con una buena limpieza de lengua, con el uso diario de hilo dental, que se complementará con enjuague bucal, preferentemente que contenga flúor.
A la hora de elegir, ten en cuenta, que cualquier cepillo que decidas usar, será efectivo siempre y cuando lo uses de manera adecuada. Y no olvides que debes consultar al dentista, al menos, dos veces al año

You must be logged in to post a comment.